Las piezas de ajedrez y sus roles correspondientes en el tablero

El ajedrez es bien conocido como un juego mental, un juego distinto de paciencia y estrategia. Para los principiantes, es más interesante usar un juego de madera en lugar de un material plástico. Las piezas de un conjunto de madera tienden a indicar más clase y carácter. Es por eso que puede mejorar el ambiente de aprendizaje de los jugadores, especialmente para los principiantes. Por lo tanto, el juego de ajedrez es muy fácil de aprender, y su dominio definitivamente requeriría más práctica y entrenamiento.

Ciertamente, una nueva habilidad obtenida viene junto con el proceso de aprendizaje. Para comenzar con el emocionante juego de ajedrez, primero debes aprender cuál es el objetivo principal del juego, que es capturar al oponente del Rey y salvaguardar de manera eficiente a tu propio Rey. Aparte de eso, es posible que desee barrer el tablero en menos tiempo de lo habitual capturando las piezas del oponente tanto como sea posible. Sin embargo, antes de aprender más sobre la estrategia del juego, es fundamental familiarizarse con las diferentes piezas de los personajes y sus roles correspondientes en el juego de ajedrez.

En primer lugar está el Peón, que es el miembro más subestimado en el tablero de ajedrez. Hay ocho piezas de Peones que se colocan en la primera fila hacia el lado del oponente. Inicialmente, los Peones se pueden mover dos espacios hacia adelante, luego un espacio para los movimientos siguientes hasta que se bloqueen. El Peón puede arrestar o capturar piezas que están posicionadas diagonalmente. Por lo general, los jugadores utilizan el Peón como una trampa y un obstáculo contra las otras piezas del oponente.

Por otro lado, hay dos torres en cada conjunto de piezas. Se representan para ser el castillo en el tablero de ajedrez. Las torres se pueden mover cualquier número de casillas de izquierda a derecha y hacia arriba o hacia abajo siempre que no estén bloqueadas por tus propias piezas. Sin embargo, nunca se pueden mover en diagonal. Pero cuando aprendes más de su carácter, la Torre puede convertirse en una pieza muy poderosa.

Las piezas de ajedrez más interesantes son los caballeros, que generalmente parecen ser cabezas de caballos. Tal vez los Caballeros tengan el personaje más complicado y se muevan en el tablero. Los caballeros se pueden mover siguiendo un patrón en L restringido. Debido a sus opciones limitadas, la mayoría de los jugadores tienden a ignorar el poder de esta pieza hasta que son capturados por el oponente.

Otra pieza de personaje son los Obispos, que probablemente son similares a los Peones pero mucho más altos en altura. Hay dos Obispos para cada conjunto, uno comienza desde el cuadrado más claro, mientras que el otro comienza desde el cuadrado más oscuro en el tablero. Cada obispo se queda solo en el color de la plaza donde comenzaron. Se pueden mover diagonalmente en el tablero de ajedrez, aunque están restringidos en su esquema de color correspondiente.

Para cada set, solo hay una reina. Esta única pieza es considerada como la más poderosa en el tablero. En su mayoría, la reina es alta y tiene una corona encerrada en su cabeza. Los movimientos de la Reina son ilimitados, lo que significa que se puede mover hacia adelante, hacia atrás y en diagonal a través del tablero. Otro objetivo principal en la batalla del tablero también viene con la protección de la Reina, por lo que perder su personaje puede ser una gran devastación para un jugador.

Finalmente, el rey parece tener una corona abierta sobre su cabeza. El Rey necesita el mismo nivel de protección que la Reina. Se puede mover una casilla a la vez en cualquier dirección. Por lo tanto, perder al Rey y que el oponente lo haya capturado significaría un ‘jaque mate’ y el juego seguramente habrá terminado para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *